Ex rehén Ogura informó a sus superiores sobre ejecución de emerretistas

Chavín de Huántar. Ante la Tercera Sala Penal Liquidadora, que procesa a Vladimiro Montesinos y otros tres acusados, Ogura reiteró haber visto que tres terroristas fueron detenidos vivos en la operación para liberar la residencia del embajador japonés.
María Elena Castillo/

Pocos días después del operativo Chavín de Huántar, para liberar a los rehenes de la residencia del embajador japonés, el ex secretario político de esa misión, Hidetaka Ogura, le comunicó al entonces embajador, Morihisa Aoki, que vio que tres emerretistas fueron capturados con vida.

Así lo reveló el ex diplomático japonés en su testimonio dado hace dos semanas ante la Tercera Sala Penal Liquidadora que procesa a Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza Ríos, Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio Aliaga por las ejecuciones extrajudiciales cometidas tras el operativo militar.

Ogura sostuvo que la misma noche del operativo, realizado el 22 de abril de 1997, se sorprendió al escuchar en los noticieros que ninguno de los terroristas sobrevivió, por lo que sospechó que algunos fueron asesinados tras su captura.

“Conversé con el embajador y otras personas superiores, que yo quería denunciar”, señaló a través de una videoconferencia.

Refirió que en esa conversación estuvo presente el ministro consejero, Hiroyuki Kimoto, y que posteriormente, otros ex rehenes, como Hideo Nakamura, confirmaron en conversaciones privadas que vieron a algunos emerretistas detenidos vivos.

Agregó que recuerda que en ese momento no denunció el hecho ante ninguna autoridad peruana por indicación de sus superiores. Recién al dejar la diplomacia japonesa se pudo conocer su testimonio, publicado en una revista de su país.

Tres vivos

En el 2001, Ogura envió una carta a las autoridades judiciales, dando a conocer los detalles de lo que presenció, los que ratificó hace dos semanas desde las instalaciones del consulado peruano en Tokio.
Contó que mientras eran rescatados por los comandos, vio a dos emerretistas -un hombre y una mujer, a quien reconoció como “Cinthia”- rodeados por efectivos militares. Recordó también que la joven les decía: “No me maten, no me maten… o algo así”.

El ex rehén añadió además que, junto con otros diez ciudadanos japoneses, él fue llevado al jardín de la casa vecina a través de un túnel. Allí vio a seis jueces peruanos y al emerretista conocido como “Tito”, tendido en el suelo y con las manos boca abajo.

“Estaba con dos policías de custodio y uno creo llamó por alguna máquina, walkie talkie o algo así. Después apareció del túnel, de parte de Defensa, un militar joven y él lo llevó a “Tito” a la residencia”, testificó el ex diplomático. ❧

Claves

Hidetaka Ogura era secretario de asuntos políticos de la Embajada de Japón cuando, en diciembre de 1996, 14 miembros del MRTA tomaron como rehenes a los asistentes a una fiesta realizada en la residencia del embajador japonés.

Fue tomado como rehén junto con varios funcionarios y representantes de empresas japonesas, así como políticos y magistrados peruanos.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply