Hay corrupción, desorden e influencia de intereses particulares

“Tengo a bien dirigirme a usted, señor ministro, a fin de expresarle mi profunda discrepancia e insatisfacción en relación a la forma en la que se viene llevando a cabo la gestión del sector pesquero en el Ministerio que usted tiene a su cargo”. Así de claro y certero es el primer párrafo de la carta de renuncia de Patricia Majluf como viceministra de Pesquería, dirigida al titular del sector José Urquizo.
 

Su salida se da luego de la convulsión social, una semana atrás en Paita, cuyo pueblo que exigía el incremento de la cuota de pesca para la merluza, que dio como resultado dosmuertes y más de 20 heridos. 
 

Majluf va más allá y señala que asumió el cargo con el compromiso de tener respaldo de las más altas autoridades para lograr el ordenamiento de un sector que por años se caracterizó por el desorden, la corrupción y la alta influencia de grupos de intereses particulares en la toma de decisiones que corresponden únicamente al Estado”.
 

La decisión de Majluf se gatilló tras mostrar su desacuerdo con un proyecto de decreto supremo a punto de ser aprobado que modificaría el Reglamento de Ordenamiento Pesquero de la Pota con la finalidad de permitir la extracción de ese recurso por embarcaciones extranjeras sin cumplir con los requisitos establecidos en la norma y a través de regímenes provisionales.❧

 

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply