Menu

Imponen 9,289 multas a choferes y detienen a 20 por coimas a policía

Los Tejos

En Operativo Impacto 2012. Ofrecer un arreglo económico para evitar una multa de tránsito podría conllevar una pena de cárcel y mayores gastos.
César Romero/

Ante el escándalo por la difusión en Youtube de un video donde dos policías piden 50 soles a un turista español para no ponerle una multa de tránsito, la Policía Nacional puso en ejecución el operativo “Impacto 2012”, destinado a detener a todo conductor que ofrezca una coima a un agente del orden.

El resultado, solo en Lima Cercado, fue la detención de 20 choferes de buses y combis de transporte público, que ofrecieron dinero a los policías. Además, se impusieron 9,289 multas de tránsito.

Los ofrecimientos de coimas fueron de cinco hasta 20 soles, para evitar que les impongan multas por llevar pasajeros de pie, no tener la tarjeta del Soat, no respetar la ruta establecida y otras infracciones de tránsito.

Los detenidos fueron trasladados a las comisarías de Monserrat, Apolo, Santa Anita, Monterrico, donde se elaboró el atestado respectivo y fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

A continuación, como en los delitos de corrupción en Lima rige el nuevo Código Procesal Penal, el fiscal anticorrupción de turno, Walter Delgado Tovar, formalizó contra cada uno de ellos investigación preparatoria, ante los juzgados anticorrupción.

Ahora, deberán responder por delito de corrupción de funcionarios, en la modalidad de cohecho activo genérico, que tiene una pena de cuatro a seis años de cárcel, además de la reparación civil que podría llegar a los 500 u 800 soles, según cada caso.

La investigación preparatoria es el equivalente al proceso judicial en el antiguo Código Procesal Penal, salvo que la investigación continúa en manos del fiscal, con conocimiento del juez penal de turno.

A las 24 horas, todos fueron liberados, pero ahora deben decidir si se acogen a la terminación anticipada del proceso, para reducir su pena, posiblemente dos años de prisión condicional, no efectiva, y el cumplimiento de reglas de conducta: no volver a cometer delito y reportarse mensualmente a la autoridad judicial, durante el tiempo de la condena.

Esto supone que reconozcan el delito y acepten la sanción penal. Si rechazan los cargos van a juicio y les pueden poner la pena máxima y efectiva.

Las autoridades judiciales esperan que todos acepten el proceso abreviado que evitará mayores gastos al Estado y a ellos mismos, pues tienen que asumir los costos de su defensa. Además, deberán pagar la multa de tránsito, que adicionalmente se les ha impuesto, de hasta 400 soles.

El operativo continuará toda la semana.

Leave a Reply