Menu

La “P” más problemática del marketing

Los Tejos

Ante todo sabemos que las  son el producto, el precio, la promoción y la plaza o emplazamiento. Estos han sido siempre los ingredientes esenciales para cocinar todo plato de marketing. Sin embargo, hay ingredientes más problemáticos que otros. Es el caso del precio, pone en aprietos a los cocineros del marketing.

 Poner precio a un producto afecta al producto en sí mismo y también a su posterior promoción y emplazamiento, la otras 3 “Ps” del marketing. Si el precio es demasiado bajo, ello influirá en la percepción del consumidor sobre la calidad del producto ofertado. Y si es demasiado alto, influirá inevitablemente en disposición del consumidor a comprar el producto, posiblemente no asequible para todos los bolsillos.

 En el caso de los productos de consumo rápido, los precios demasiado bajos entrenan de alguna manera al consumidor para encontrar un determinado precio y buscar ese precio antes de efectuar cualquier compra. Esta es la estrategia que siguen, por ejemplo, muchas marcas de refrescos y de helados. El consumidor elige en estos casos al mejor “postor”.

 Hay, sin embargo, estrategias de precios bajos más agresivas. Hay marcas de productos de consumo que tratan de “engañar” al consumidor con precios bajos a cambio de menor cantidad de la habitual en el producto ofertado, explica Keith Levy en Forbes.

 Este tipo de tácticas y estrategias son, no obstante, terriblemente dañinas para la imagen de la marca y echan raíces también en las otras tres “Ps” del : el producto, la promoción y la plaza o emplazamiento.

 La mayor parte de las marcas entienden los problemas asociados al “abuso de precios”, pero aun así terminan sucumbiendo a esta táctica para atraer temporalmente a determinados públicos objetivo, para lidiar con la competencia o simplemente para reducir el stock de un determinado producto.

 El precio es como una especie de “droga” para las marcas y como tal genera adicción. La única rehabilitación posible viene en forma de estrategias a largo plazo, del propósito de preservar la esencia de la marca y la comprensión de las consecuencias a largo plazo de las tácticas agresivas de precios.

Leave a Reply