Menu

Investigaciones preliminares sobre el sicariato en Huaral

Los Tejos

(Por el detective) este análisis sobre los últimos asesinatos,  llegó a nuestra mesa de redacción de www.huaral.pe  para difundir y sensibilizar a la población sobre los últimos asesinatos en Huaral.

Los sicarios, nombre con que se conoce a los asesinos a sueldo, distan mucho de la glamorosa realidad que a veces se pinta. Algunos se confiesan creyentes; otros, hombres de familia, y casi ninguno acepta su verdadera profesión de asesino. Pero hay algo en lo que todos coinciden: una innata y asombrosa sangre fría.

Al cometer un crimen, los sicarios casi siempre tratan de demostrar que no es por venganza o encargo sobre la víctima. Para eso intentan que el asesinato parezca robo. La explicación es lógica. El Código Penal contempla una pena de cinco años y un día para alguien que comete un homicidio simple. En cambio, en un homicidio calificado, que es cuando existe premeditación, alevosía o una promesa de remuneración o premio de por medio, la pena parte de 10 años y un día hacia delante. Hay que consignar que la Ley chilena contempla que si en un crimen existe un premio o promesa remuneratoria, tanto el ejecutor como el mentor reciben penas iguales.

Los principales motivos por los que alguien manda a matar tienen que ver con infidelidad, deudas económicas o venganza. Los crímenes pasionales son los que encabezan la lista. Mujeres u hombres celosos de sus parejas, a veces traicionados y que ostentan cierto nivel educacional y económico, llegan en su desesperación a buscar asesinos que por un pago determinado concreten un homicidio que ellos no se sienten capaces de realizar.

En países como México, Brasil, Argentina, Colombia , Chile y Perú , ese rol casi siempre está ligado a personajes sin oportunidades ni educación. Tipos que no tienen nada que perder con un crimen. Tipos que en su círculo de amigos se jactan de ser “matones”.

Es fácil para alguien que se codea con el mundo del hampa llegar donde un profesional del asesinato. Es sabido que muchos narcotraficantes tienen sus particulares sicarios. Algo que en Colombia ya es toda una institución, como lo refleja el libro de Fernando Vallejo y posterior película “La Virgen de los Sicarios”. Allí se relata cómo niños y jóvenes eliminan sin anestesia a quien sea por insignificantes sumas de dinero.

CASOS RECIENTES
En lo que va del año, mas de 10 crimenes se han registrado tanto en la provincia de Huaral y Huaura y tiene mucha similitud por el modu operandi del asesino o los asesinos, que utilizan la moto como herramienta de fuga.
En Huaral, los hechos de sangre ya casi no conmueven a la ciudadania, pues para ellos es uno más y punto no se refleja el sentir de un pueblo apacible por las olas de violencias que azotan las oscuras calles huaralinas.
Desde la muerte del dirigente de la CTP Luis Cuya  hasta el asesinato de  Fernando Lopez  , la policia ha presumido que los crimenes sean por venganza y tras de ella hayan fuertes sumas de dinero que proviene de las obras de construccion civil.
Aunque paresca irrisorio, casi la mayoria de muertes corresponden al gremio conformado por la CTP sus dirigentes han sido las victimas a manos de desalmados sujetos con pistolas automaticas han acabado con la vida de varios obreros.

Hace una semana, un alto funcionario de una empresa importante de la construccion ( Graña y Montero ) fue asesinado por desconocidos que utilizando el modus operandi de los “asesinos a sueldo” : a bordo de una moto y con pistolas automaticas y revolver.

Desde un inicio la policia sospechaba de un hecho por encargo, pero de acuerdo a las investigaciones que han dado un giro  a las investigaciones se presume que el funcionario se negaba a “brindar” apoyo a dirigentes de construccion civil para con las obras de mantenimiento de la carretera en el tramo Chancay.
De alli parte el hilo de la madeja que la policia viene iniciando las pesquias del caso y dar con el paradero de los asesinos.

Leave a Reply