Menu

La cucaracha, insecto con capacidad de sobrevivir

Los Tejos

En el período Carbonífero, que duró 80 millones de años (de 350 a 270 millones de años atrás), los continentes no se habían separado aún de Pangea. Lo que hoy son las Américas estaba pegado a lo que sería África, Europa y lo que hoy es la Antártida, que estaba más al norte y tenía un clima templado. Los animales marinos recién subían a tierra y faltaban más de 50 millones de años para que apareciera el primer dinosaurio.

Puede continuar leyendo la segunda parte de este post en:

http://tomasenlinea.com/2011/01/la-cucaracha-sobreviviente2/

Pero ya había cucarachas. Hace diez años fue hallado el fósil más completo de una cucaracha que vivió hace 300 millones de años. Este hallazgo es importante porque condiciones extraordinarias han hecho posible que este insecto –sin huesos y sin una concha dura– se conservara admirablemente a través del tiempo. Encontrada en lo que hoy es Utah, en los EE.UU., en el carbonífero la cucaracha se encontraba en un pantano tropical de Pangea, al este de lo que hoy es África.

El limo del pantano, la prolongada uniformidad del clima y la estabilidad geológica hicieron posible que la cucaracha del Carbonífero, que mide algo menos de 9 cm. de largo, nos llegara casi intacta. Esto ha permitido a los científicos comprobar que su estructura es similar a las cucarachas que nos acompañan hoy y que habitan todas las zonas templadas, tropicales y subtropicales del planeta con 3,500 especies. Un récord de permanencia y exitosa supervivencia inigualado en la naturaleza.

La cucaracha es un insecto cuya estructura es similar a la de otros, en cuanto al número de patas, presencia de alas, antenas y sistema nervioso.  Pero hay diferencias sutiles. La cucaracha tiene la cabeza hacia abajo y su boca abre hacia atrás, formando una especie de cuña. Tiene largas antenas y el macho tiene alas con las que generalmente puede volar cierta distancia. La mayoría de las hembras no tiene alas o tiene alas vestigiales que no sirven para volar, pero a cambio de eso llevan la “ooteca”. Este es un estuche donde lleva los huevos, que en el caso de la cucaracha americana son 16, que carga 45 días.

El estuche es depositado en lugares oscuros y húmedos. Al salir las larvas, al contacto del aire se oscurecen y endurecen y al cabo de una semana ya son pequeñas cucarachas autónomas. El éxito de la cucaracha se debe a muchos factores, entre ellos la variedad de alimentos que pueden digerir: desde vegetales hasta insectos muertos, pasando por el papel y la ropa. En las especies “madereras” la presencia de protozoarios microscópicos en su intestino les permite digerir la celulosa de los troncos de árboles.

Entre la gran variedad de especies de cucaracha, la más conocida es nuestra Periplaneta americana, que tiene entre 3 y 5 cm. de largo y  vive año y medio, período en el que la hembra deposita 50 o más ootecas. No es la cucaracha más grande, pues en Asia y África hay una que mide más de 10 cm. y tiene 12 cm. de envergadura con las alas abiertas, pero es la más difundida, junto con la germánica y la oriental (ambas más chicas). Probablemente la característica más importante de la cucaracha, a la que debe su increíble supervivencia, es su sistema de escape.

Puede continuar leyendo la segunda parte de este post en:

http://tomasenlinea.com/2011/01/la-cucaracha-sobreviviente2/

Leave a Reply