Menu

Pedro Zurita Paz, Descansa en Paz

Los Tejos

La provincia de Huaura se volcó a las calles, abarrotó el Óvalo de Huacho para esperar el féretro de su alcalde y estar con él como en las grandes jornadas de lucha.

Esta vez no pudo hablar, pero convocó a la gente sin necesidad de llamarla y no era para menos, su gente quería estar a su lado, bloqueó la Panamericana Norte y se avalanzó sobre el vehículo que traía el ataúd de color marrón con los restos del extinto alcalde. Era de noche, pero eso no importaba.

Un cordón humano rodeó la carroza para que pueda transitar sin inconvenientes, mientras los aplausos se confundían con el llanto desgarrador de quienes se negaban a creer que su líder había muerto minutos antes de las 10:00 a.m. en el Hospital Rebagliatti en Lima.

Hombres, mujeres, niños y ancianos, acompañaron la carroza y exigieron que ésta se detenga, que se saque el ataúd y su voz fue escuchada una vez más, como siempre lo hacía “Don Pedro”, actuando a tono con lo que su pueblo quería. En su último recorrido, no se podía dejar de cumplir la voluntad del líder. El féretro fue cubierto con la bandera de Huacho.

PROFUNDO DOLOR
A su ingreso a Huacho en la Av. Túpac Amaru, lo esperaba su Concejo en pleno, los de mayoría y minoría, todos con Marianela Junco al centro, consejera por la provincia de Huaura, pero ante todo su amiga y lideresa del Modep. Las lágrimas de las autoridades rodaban por sus mejillas, cual niño cuando le quitan las golosinas.

A su paso, el cortejo fúnebre recibía el aplauso de las personas que se apostaron en las veredas para esperarlo, varias casas colocaron sus banderas a media asta en señal de duelo y bloquearon varias vías. La banda sinfónica de los colegios La Merced e Inmaculada Concepción, le tributaron un merecido homenaje con las canciones que siempre gustaba pedir, mientras que el colegio Luis Fabio Xammar, lo acompañó desde su llegada a Huacho.

En hombros pasó por el local del MODEP, antes por su casa en donde se hizo un ligero responso, para luego llegar a la Plaza de Armas, en donde otra cantidad de gente lo esperaba, su familia aguardaba los restos de Pedro Zurita, que son velados en el Salón Pablo VI.

Elena y Alfredo, esposa e hijo de “Don Pedro”, se reencontraron en este lugar con los hermanos del alcalde y con doña Tomasa Paz (93), madre de la extinta autoridad.

EL SEPELIO
Las exequias se han programado para hoy a las 4:00 p.m., al medio día se realizará una misa de cuerpo presente y luego será trasladado al local de su movimiento el Modep para finalmente ser sepultado en la Cripta de los Héroes.

Fuente: Diarioenfoques

Leave a Reply