Menu

Autoridades Regionales y periodistas exigen respeto a su labor

Los Tejos

Intolerante a los cuestionamientos y denuncias contra su gestión, prepotente y matón como lo demostró en los sonados casos contra la profesora Carmen Rosa Sánchez Sánchez de Cañete y una policía nacional femenina

“Genio y figura hasta la sepultura” reza un conocido refrán, frase que encaja perfectamente en el accionar del hoy candidato regional Miguel Ángel Mufarech, quien, todo parece indicar, no ha cambiado en nada, la gala de des virtudes que exhibió cuando le toco la gran responsabilidad de asumir el cargo de máxima autoridad regional de Lima Provincias.

Intolerante a los cuestionamientos y denuncias contra su gestión, prepotente y matón como lo demostró en los sonados casos contra la profesora Carmen Rosa Sánchez Sánchez de Cañete y una policía nacional femenina, malcriado y majadero como quedó evidenciado en el audio que diversos medios de comunicación nacional, triste episodio que le permitió ser merecedor del apelativo de “boquita de caramelo”, revanchista y vengativo porque siempre buscó afectar a quienes lo enfrentaron y de eso podríamos hablar mucho; y él perfectamente lo sabe.

Ese es Miguel Ángel Mufarech, el mismo que ahora pretende nuevamente ser presidente regional, pero lamentablemente para sus intereses, rápidamente se ha quitado la “careta” de bonachón y amigo cordial que quiso decir ser, una vez anunciada su postulación; lamentablemente el ímpetu propio de su carácter ha terminado por delatarlo.

Que tiene todo el derecho de postular, lo tiene, que puede ser elegido, si el pueblo lo quiere, pero lo que no puede pretender bajo ningún contexto ni pretexto, es pretender acallar a todo aquel que tenga el “atrevimiento” según él, de recordarle aspectos negativos de su pasada gestión; porque esas misión le corresponde a los medios de comunicación independientes de cualquier tipo de servilismo, que lo único que buscan es mostrar a los oyente, televidentes o lectores las virtudes y cuestionamientos de los ya anunciados candidatos, con el finalidad de perder cuatro años valioso en pro del desarrollo regional y para que mañana más tarde, después de las cuatro de la tarde del 03 de octubre, no tengamos que decir que nos volvimos a equivocar.

Talvés estos calificativos pretendan generar una reacción de Don Miguel Angel Mufarech, pero no existe temor alguno de nuestra parte, porque en todo caso todo lo dicho tiene el sustento debido y eso lo sabe la gente que fue testigo de su cuestionado paso por la instancia del gobierno regional. Debemos recordar que el derecho de una persona termina donde comienza el de otro; por igual el respeto se gana, con mismo respeto y no con un cheque o moneda que pretenda comprar una conciencia… ¡Viva la libertad de prensa y de expresión!

Leave a Reply