Menu

Imágenes de ciudad milenaria de Caral son exhibidas en teatro de Suiza

Los Tejos

Las imágenes fueron incluidas no solo en la escenografía de Alzira, sino en todos los materiales de difusión de la ópera: mil programas impresos, afiches y difusión en medios, creando interés y curiosidad entre el público antes su estreno

Imágenes de la ciudad milenaria de Caral, la civilización más antigua de América y Patrimonio Mundial de la Humanidad, son exhibidas en el teatro San Gall de Suiza durante la puesta en escena de la ópera Alzira, del italiano Guiseppe Verdi.

Se trata de una de las casas culturales más prestigiosas de Europa, con una capacidad para 750 personas, y que suele albergar temporadas con obras de reconocidos compositores de la música clásica.

Fue el joven tenor peruano radicado en ese país, Andrés del Castillo, quien propuso la presencia de Caral en el concierto, despertando el interés de los directores de ópera Henrik Nánási, Jeremy Carnall y Stéphane Fromageot.

Ellos, que previamente habían decido incluir edificios piramidales en la escenografía de Alzira, no imaginaron que se les estaba proponiendo los edificios de la civilización más antigua de América.
 
Fue entonces una decisión unánime la que los motivó a colocar a Caral en la primera obra maestra presentada este año, precisó el Proyecto Especial Arqueológico Caral – Supe, que trabajó el tema de las imágenes en coordinación con la embajada de Perú en Suiza.

Las imágenes fueron incluidas no solo en la escenografía de Alzira, sino en todos los materiales de difusión de la ópera: mil programas impresos, afiches y difusión en medios, creando interés y curiosidad entre el público antes su estreno.

La premier, el 30 de enero, fue a sala llena y a la fecha tiene funciones con localidades agotadas, a pesar de estar programada en cartelera hasta el 10 de junio. Serán 22 presentaciones.

Alzira está basada en Alzire o Les Américains de Voltaire. Fue estrenada en el teatro San Carlo de Nápoles el 12 de febrero de 1845. El libreto es una adaptación de Salvatore Cammarano y narra la historia de Alzira, hija del Inca, cuyo amor es disputado entre uno de los suyos y un oficial español.

El teatro San Gall ha ganado merecido prestigio gracias la calidad de artistas y directores que han pisado sus tablas. En 1801 estrenó su primera obra. Dada su ubicación, además del público suizo, congrega espectadores de Alemania y Austria, y es visitado por conocedores de ópera provenientes de todo el mundo.

Andrés del Castillo, quien en la ópera representa a un general español, realizó sus estudios de canto con Andrés Santa María en el Conservatorio Nacional de Música de Lima.

Fue becado por el Instituto Nacional de Cultura para continuar sus estudios en el Real Conservatorio de Música de Madrid, más adelante con Dennis Hall en Berna, Suiza, y con Umberto Finazzi en Italia.

Ha cantado en los teatros de Berna, Lucerna y San Gall. Actualmente trabaja en las producciones Alzira y Medea in Corinto en el teatro de San Gall.

Fuente: Andina

Leave a Reply