Menu

Asesinan a socia de CEPEBAN HUARAL

Los Tejos

"Tiene múltiples cortes y fracturas en el cráneo, como si la hubieran golpeado contra el suelo, también tiene el cuello roto y cortes en la espalda (...) al parecer la mataron a golpes", detalló un perito en criminalística.

Otro espeluznante crimen convulsiona la capital. Ayer la reconocida abogada Elizabeth Vásquez Marín (45), esposa del ex fiscal antidrogas Alejandro Espino Méndez, fue masacrada a golpes y su cadáver dejado en la maletera de su vehículo en Barranco.

Eran las 7:20 am cuando vecinos de la calle Enrique Horne se percataron que dos sujetos merodeaban sospechosamente el auto de la abogada, el Daewoo azul de placa SQB-417. El coche se hallaba estacionado frente al predio 162 de la citada calle.

“Dos sujetos merodeaban el auto, pensamos que eran ladrones y llamamos al 105 (…) cuando la Policía llegó hallaron rastros de sangre y por ello revisaron la maletera y encontraron el cadáver”, dijo un vecino.

Elizabeth Vásquez se encontraba boca arriba, con piernas y brazos recogidos y signos de haber sido violentada.

“Tiene múltiples cortes y fracturas en el cráneo, como si la hubieran golpeado contra el suelo, también tiene el cuello roto y cortes en la espalda (…) al parecer la mataron a golpes”, detalló un perito en criminalística.

Igualmente, presentaba marcas en las muñecas como si hubiera estado maniatada, lo que hace suponer que la ejecutaron en otro sitio.

Hasta el lugar de los hechos llegaron María y César Vásquez Marín, hermanos de la víctima, que prefirieron no declarar a la prensa y se limitaron a decir que acababan de llegar de la provincia de Celendín, Cajamarca.

Pese al hermetismo, se conoció que la difunta estaba separada de su esposo, era la mayor de siete hermanos y deja en la orfandad a una niña de siete años.

Detectives de la Dirincri que investigan el caso no descartan que el crimen tenga ribetes pasionales por la modalidad del homicidio, como también que se trate de una venganza. (Edgar Gamboa) Regresaba de reunión

Elizabeth Vásquez fue vista con vida por última vez la madrugada de ayer, tras volver de una reunión familiar a su vivienda en San Isidro. Jésica, su empleada doméstica, dijo a la Policía que regresaron cerca de la medianoche junto a su menor hija, pero que poco después la abogada recibió una llamada a su celular y salió rauda de su casa. Por esta razón, se presume que el asesino sería un conocido y se ha dispuesto indagar el registro de sus llamadas.

INVERSION EN HUARAL

desde hace 6 meses, la destacada abogada junto a un equipo de empresaro emprendieron el reto de formación profesional a través de CEPEBAN, isntitución que viene funconando en la carretera Huaral – LIma ( altura de la Huaca).

Fuente: Diario el Popular / Fotos: olivatestv.com

Leave a Reply