Menu

Niño con hidrocefalia empieza a recibir ayuda

Los Tejos

Gracias a la gestión del Alcalde Provincial de Huaral Dr. Jaime Uribe Ochoa y del Presidente Regional de Lima Nelsón Chui Mejía, quienes coordinaron el internamiento en el Hospital del Niño, cuyo fin es realizar una pronta evaluación de su caso La solidaridad para Diego, el niño huaralino que sufre de Hidrocefalia, empieza a dar los primeros resultados, mientras “una ventana de esperanza” se abre para su abnegada abuela Aurelia Sánchez Blas, quien después de muchas invocaciones siente que el anhelo de ver en mejores condiciones de salud y caminando a su “niño adorado”, ha cambiado de rumbo.

Una ambulancia del Hospital de Chancay visitó a Diego y le dio la noticia que gracias a la gestión del Alcalde Provincial de Huaral Dr. Jaime Uribe Ochoa y del Presidente Regional de Lima Nelsón Chui Mejía, quienes coordinaron el internamiento en el Hospital del Niño, cuyo fin es realizar una pronta evaluación de su caso y darle las atenciones correspondientes para el inicio de su recuperación.

Entre el equipo médico que llegó a bordo de la unidad móvil, hasta el sector de Los Gramadales en la jurisdicción que pertenece al Distrito de Aucallama, estuvieron presentes Héctor Díaz Arboleda, responsable de la Oficina de OMAPED de la Municipalidad Provincial de Huaral y Blanca Alzamora, en representación del Comité Cívico de Apoyo a la Policía Nacional de Aucallama.

Cabe destacar, que el Comité Cívico inició la alerta, para el inicio de la ayuda, cuya primera respuesta fue dada por el Rotary Club, mediante el ofrecimiento de la válvula que se requiere para controlar la cantidad de Líquido Cefalorraquídeo que produce la Hidrocefalia de este niño que tiene apenas 8 años de edad.

Entre el equipo médico que llegó a bordo de la unidad móvil, hasta el sector de Los Gramadales en la jurisdicción que pertenece al Distrito de Aucallama, estuvieron presentes Héctor Díaz Arboleda, responsable de la Oficina de OMAPED Huaral

Antes de la salida de Diego a bordo de la moderna ambulancia del Hospital de Chancay,  su abuela agradeció a las instituciones que se han unido con objetivo velar por la recuperación del menor, expresando que tiene la ilusión de contar con más motivos para sonreír, tal como ocurrió esta mañana ante la pronta respuesta de las autoridades que han permitido al menor en el Hospital del Niño.

La buena respuesta de las autoridades necesita ser complementada con el apoyo solidario de todos, por ello, el 12 de febrero nos toca a los huaralinos ponernos de pie para respaldar económicamente la recuperación de Diego, que será un proceso que requiere de tiempo y los mejores cuidados.

Leave a Reply